Dora, la empleada municipal que llegó a ser “familia” del bailantero Antonio Ríos

Dora Franco es empleada municipal y tiene muchas razones para estar feliz por la llegada del “Maestro” Antonio Ríos a Centenario.

“Es nuestro amigo, y después llegó a ser parte de mi familia, cuando llegó a ser novio de mi sobrina, María Eugenia. Siempre que podemos vamos a verlo, quedó un amistad muy linda”, dijo la señora, quien trabaja en el sector de Cocina del Municipio de Centenario.

Dora contó que la relación entre su sobrina con el cantante bailantero empezó en los noventa, en Banfield, provincia de Buenos Aires. La familia se había mudado unos años antes a Centenario y por esas cosas empezaron a entablar una buena relación.

“Se conocieron allá, y el hasta el padrino de mi sobrino mayor. La amistad siguió y cada vez que viene, lo vamos a ver cantar”, dice Dora, con una sonrisa mientras cobija con orgullo sus fotos que tiene de su familia, con el autor de canciones como “Nunca me faltes” que estuvieron en los charts allá por 1996.

Antonio Ríos se presentará el domingo a las 17.30 horas, en forma gratuita, en la plaza del Bicentenario, a la vera de la ruta 7, entre la primera y segunda rotonda.