Fútbol y alegría: la cancha que le cambia la vida a los vecinos de la meseta

Sorpresa, felicidad y entusiasmo. La inauguración de la nueva canchita de césped sintético del barrio Del Alto dejó esas sensaciones entre el público y los vecinos, que a partir del lunes (13/11) cumplirá el sueño a los chicos y grandes del barrio.

La inauguración se realizó al mediodía con un partido inaugural: el equipo del Municipio de Centenario y Juventud Unida, un amistoso en el que se lo invitó a jugar hasta el mismo gobernador de la provincia, Omar Gutiérrez y al intendente Esteban Cimolai.

El jefe comunal, algunos de sus funcionarios y vecinos se calzaron los botines y la camiseta. Jugaron por más de una hora, en la cancha de 55 por 36 metros, que se hizo con fondos propios, la ayuda de la empresa Perfil SRL y también el complejo Orsai.

“Este es el primer paso que damos en un año difícil. Creo que hay que entender que las cosas hay que hacerlas cincuenta y cincuenta. No nos vamos a salvar haciendo obras por separado hay trabajar en hermandad”, explicó Cimolai, tras el partido.

Antes de ese partido, los chicos que participan en la Liga Municipal de Fútbol Infantil Comunitario (LIMFIC) probaron la nueva cancha, dividida en tres canchitas menores.

Por su parte, el gobernador Gutiérrez, quien es aficionado a los partidos de fútbol, dijo que ya está trabajando con el Municipio para hacer otra cancha más en la zona de los barrios. Será en Traun Hue, un sector que también necesita de apoyo social, deportivo y cultural.

La flamante cancha, que tiene hasta iluminación y una red aérea para evitar que las pelotas se salgan fuera del predio, lleva el nombre de Vicente Stagnaro, un vecino tradicional de la localidad que desde siempre apoyó el deporte comunitario.

La jornada tuvo mucho de emotiva y reencuentros. El árbitro del partido fue Gimmy Portesi, uno de los fundadores de la LIMFIC, quien fue aplaudido por la comunidad. “Esto me hace sentir muy útil”, dijo.

La cancha no sólo será un espacio deportivo para los más chicos. Sino un escenario con una función social para el primer barrio de la meseta, que de a poco, lucha para salir con inclusión de los males cotidianos.