Música, juegos y cuentos en el taller de apoyo escolar de ayutun.

“Esta es una actividad más, para acompañar a los chicos de las familias intervenidas”, dijo Valeria Caffaratti, directora del Centro Municipal Ayutún, que previene y atiende casos de violencia familiar en la localidad.

Se trata del cierre anual del Taller de Apoyo Escolar, al que asisten unos 30 niños de las escuelas primarias, que pertenecen a familias intervenidas por el centro. Hoy (16/12) terminó sus actividades con juegos, música y mucha alegría en el centro ubicado en calle Guatemala 1657.

En la jornada estuvieron presentes el secretario de Desarrollo Social del Municipio, Juan Pedro Cimolai y la directora de las Unidad de Atención Familiar (UAF), Fernanda Martínez.

Entre las actividades que se realizaron, participaron las Cuenta Cuentos de la biblioteca Jorge Fonseca con la interpretación del cuento El Espantapájaros. Además, el músico local César Esteves cantó para los chicos en un clima distendido.

Los niños y niñas que asisten al Taller de Apoyo Escolar también participaron de un evento con maquillaje artístico, a cargo de una de las auxiliares que trabaja en las Unidad de Atención Familiar (UAF). Compartieron además coreografías de baile y juegos de pelota.

También se hicieron distintas actividades recreativas en la plaza Hugo Berbel, frente al edificio donde funciona el centro.

Caffaratti explicó que los chicos que reciben apoyo escolar, lo hace con personal contratado por el Centro Ayutun y que las clases se dan a contraturno del horario escolar. “Funciona mañana y tarde y tenemos chicos que vienen hace años, con edades que van desde el primer grado al séptimo”, indicó la directora del centro.

Por último, se realizó un sorteo de una bicicleta a los chicos de taller, donada por el Concejo Deliberante. Todas las actividades fueron acompañadas por el equipo técnico del centro Ayutun, único en la provincia de carácter municipal, que funciona en la atención de casos de violencia.